OBJETIVO DE LA PLATAFORMA

SALVEMOS NERPIO

Esta plataforma nace con el propósito, como su nombre indica, de salvar Nerpio.

Nuestro pueblo se está muriendo y eso es un hecho que se puede constatar en el día a día, que vemos cómo la gente joven se va de Nerpio y nuestra tierra se despuebla a pasos agigantados.

Esta plataforma no tiene color político, ni queremos que lo tenga, solo pretende que la gente de Nerpio, amigos de Nerpio y aquellos que aprecien esta tierra y su gente, luchen para SALVAR NERPIO.

Reivindicamos:

Una carretera digna que comunique Nerpio con la Región de Murcia.

Se trata de un recorrido que a diario realizan estudiantes, ambulancias, comerciantes, turistas... El mal estado del firme totalmente deslizante, los socavones, las curvas sin visibilidad... se han convertido en un hándicap que dificulta el desarrollo del municipio. Los escasos 18 kilómetros que separan Nerpio de El Sabinar (4,4kms solamente del término de Murcia necesitan actuación, el resto es de Castilla-La Mancha), requieren cerca de 25 minutos para ser recorridos. Algo que merma las oportunidades de exportación de productos autóctonos, las de una actividad empresarial sostenible y con ello las de empleo en la zona. Incluso dificulta el turismo, un sector que representa un constituye una importante fuente de ingresos en la zona.

Invertir en esta vía no es una necesidad, que lo es, sino por encima de todo, una obligación. Es la obligación de las instituciones autonómicas de invertir en la calidad de vida de sus ciudadanos independientemente del lugar donde hayan elegido vivir; es la obligación de las instituciones autonómicas de invertir en las zonas rurales porque no puede existir Albacete o Murcia sin pueblos como Nerpio; es la obligación de los responsables políticos de garantizar unos servicios mínimos de calidad y unas vías de comunicación que no supongan un riesgo para nadie. Ellos eluden su responsabilidad pero la nuestra, como vecinos y vecinas de este municipio es recordársela.

Una carretera digna en pleno siglo XXI no debería ser una reivindicación sino una realidad. Pero nos encontramos más de dos décadas después exigiendo lo mismo que ya han exigido nuestros padres y madres. Unas vías de comunicación con la vecina Región de Murcia que, dada su cercanía con estas tierras, nos permita explorar con solvencia nuevas oportunidades empresariales, laborales, turísticas... Una carretera en buenas condiciones haría posible que los jóvenes se desplazaran a trabajar fuera pero tuvieran su residencia en Nerpio, que se exportaran productos autóctonos a un coste asumible, que el tejido empresarial despertara, que el turismo se incrementara... Haría posible una nueva realidad para hacer de este, un municipio con futuro.

La Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha y la Región de Murcia han mirado para otra lado cada vez que se ha planteado la posibilidad de llevar a cabo actuaciones de mejora en esta carretera. Ambas, haciendo gala de una irresponsabilidad vergonzosa no han entendido que a los pueblos pequeños se les salva o se les condena a muerte en función de sus habitantes y que éstos necesitan unas condiciones mínimas para poder seguir viviendo en su tierra. Y una de estas condiciones, una fundamental, son las vías de comunicación con otras localidades donde desarrollar actividades económicas, administrativas, laborales...

En este sentido, es esencial señalar que a Nerpio y a Murcia les une algo más que una vergonzosa carretera. Mantienen una estrecha relación basada en la explotación de un recurso natural de un valor incalculable, el agua.

Murcia se abaste del agua que nace, se almacena y se depura en Nerpio, con los gastos que ello implica. En cambio, este municipio no obtiene ningún beneficio, aunque sí asume gastos derivados de esta situación. Éste es un pueblo solidario que no reniega de su responsabilidad con aquellos que no tienen suficiente agua, y entiende que nuestros vecinos también necesitan de este oro líquido. Pero del mismo modo, entendemos que ese agua genera una riqueza notable en las regiones a las que abastece, sin que ello repercuta positivamente en este municipio. De manera que entendemos que ha llegado el momento de que Nerpio reciba una parte proporcional a lo que ofrece. Diferentes instituciones, organizaciones... han hecho del agua un negocio, por el que los vecinos de otras zonas pagan y muy bien. Sin embargo, este municipio de donde parte y que sustenta no obtiene ningún beneficio. Muy al contrario, asume, cuando toca, las pérdidas.

Por tanto, reivindicar que una parte de las riquezas que genera el agua que nace en Nerpio reviertan en Nerpio, no es más que solicitar a gritos que se salde una deuda histórica que la CHS y la MCT tienen con esta tierra.

No seremos nosotros quienes le indiquemos a nadie el camino a seguir, pero estamos en nuestro derecho de pedir que Castilla-La Mancha y Murcia se pongan de acuerdo para que los vecinos de este municipio puedan vivir dignamente en la tierra que los ha visto nacer. Estamos en nuestra obligación de luchar para que Nerpio no muera. Una carretera digna sería el mejor primer paso para salvar a este municipio de las garras del más trágico de los finales, que es la despoblación.

La Junta de Castilla-La Mancha porque sobre ella recae la responsabilidad de que todos los ciudadanos castellano-manchegos tengamos los mismos derechos, deberes y oportunidades; la Asamblea de Murcia porque existe una deuda histórica-moral con esta tierra; la CHS y MCT porque tienen la obligación de invertir en el municipio que literalmente hace posible su existencia. 

A TODAS ELLAS LES EXIGIMOS UNA ACTUACIÓN RÁPIDA Y CONJUNTA QUE DOTE A NERPIO DE UNA CARRETERA DIGNA QUE COMUNIQUE CON LA REGIÓN DE MURCIA.